Las abejas...

En la antigüedad

En el museo se hace referencia a la pintura rupestre de Bicorp (Valencia), los jeroglíficos y obeliscos egipcios con representaciones de abejas, la diosa Artemisa rodeada de abejas y los colgantes de Rodas y Creta con presencia de abejas, al códice griego de Opiano que ilustra oficios antiguos como la apicultura. También las representaciones artísticas de la civilización maya, de los códices que representan a Munken Kay, dios maya de los apicultores, con referencias a la cría de abejas y a la miel. Referencias al códice en pergamino del siglo XV ilustrando “Las Bucólicas” de Virgilio y a Tiziano en su obra “Amor sagrado y amor profano“. También “Cupido y Venus” de Lucas Carnach.

Todo ello se representa en el primer cuadro-panel del museo.

Cupido y Venus (Carnach)

Munken Kay

Primer cuadro-panel dedicado a el arte y las abejas

La repercusión del Papa Urbano VIII en la representación de abejas en múltiples manifestaciones artísticas en enorme. Ello se debe a que pertenecía a la familia Barberini, descendiente a su vez de los Tafani (tábano en italiano) que tenían tres tábanos en su escudo de armas. La familia Tafani se instala en Florencia y cambian su nombre por el de Barberini y los tábanos por abejas. El Papa Urbano VIII (Maffeo Barberini) coloca tres abejas en el escudo papal y por tanto en todos sus proyectos artísticos. Es el caso de Bernini en obras como la Fuente del Tritón, el propio Baldaquino con referencias al escudo papal. En definitiva obras como la Fuente de las Abejas, el Palacio Barberini, el Triunfo de la Providencia (fresco de Cortona), el sepulcro del Papa Urbano VIII y muchas otras representaciones incluyen abejas.

Todo ello aparece en el segundo cuadro-panel del museo:

Escudo de colmenas

Abejas en escudo de Urbano VIII

Segundo cuadro-panel dedicado a el arte y las abejas (Influencia del Papa Urbano VIII)

La escultura barroca “El lamedor de miel” (de la que el museo posee una copia) situada en uno de los altares de la Iglesia de Birnau (Alemania), muy solicitada para la celebración de bodas, la presencia de abejas en el manto de Napoleón, grabados y pinturas con temas relativos a la miel y las abejas (Rubens, Piero di Loren o Dalí) tienen un hueco en el museo. Es notable mencionar el abejero de salón que se encuentra en el parque-jardín madrileño El Capricho , de estilo neoclásico fundado por la Duquesa de Osuna.

Todo ello se muestra en el tercer cuadro-panel del museo.

Abejero en el parque El Capricho (Madrid)

Abejas en el manto de Napoleón

Tercer cuadro-panel dedicado a el arte y las abejas

 

El cuarto cuadro-panel del museo dedicado al arte y las abejas incluye pinturas, ilustraciones, vidrieras, esculturas, sellos y otras representaciones artísticas como colmenas pintadas o abejas decorando torres arquitectónicas (Hungría). Mención destacada, la referencia a San Ambrosio, patrono de los apicultores y su representación artística en escultura frente a colmenares en Holanda o la capilla dedicada al patrón en Austria.

Abejas representando el triunfo.

Vidriera con abejas

Cuarto cuadro-panel dedicado a el arte y las abejas

El motivo apícola ha estado presente en multitud de vidrieras que posiblemente hayan pasado desapercibidas en nuestras visitas a catedrales y otros edificios arquitectónicos. Aquí tenemos un cuadro dedicado a esas vidrieras.

Cuadro del museo dedicado a vidrieras con colmenas y abejas
Otro cuadro del museo dedicado al arte y las abejas

©  El museo de las abejas  –  2021  –  Félix Castaño  ~ José Antonio Gómez